¿Tienes amigos que han permanecido fieles a lo largo de los años? Esos amigos están contigo, a través de las celebraciones y a través de las lágrimas. No huyen sólo porque la vida se pone dura o porque aparece otra persona. Son amigos que se quedan. 

Así es como vemos a nuestros fieles socios que envían equipos a trabajar con nosotros. Estamos en medio de un verano ajetreado de equipos, y estamos agradecidos por nuestros amigos, nuestros socios. 

A finales de Junio, recibimos a un equipo médico que ha sido uno de esos amigos y socios fieles, con La Casa casi desde nuestros inicios. El Dr. Knight, Presidente de nuestra junta directiva de My Father’s House International, ha encabezado la organización de un equipo médico casi todos los años desde los inicios de La Casa. Junto con otro equipo médico que llega a principios de año, ayudan a proporcionar clínicas dos veces al año como una forma de llegar a la comunidad en la que vivimos. En colaboración con médicos y dentistas locales, han realizado exámenes médicos, atención odontológica, exámenes de la vista y asistencia en farmacia. Entregamos medicamentos simples y vitaminas, anteojos y cuidado dental que es, a menudo cosas a las que nuestros vecinos no tienen acceso. 

Y hacen todo esto en el amor. Comienzan su semana visitando a nuestros vecinos para que el equipo conozca mejor las necesidades de la comunidad antes de recibir o atender a los pacientes. Ellos sirven a nuestros vecinos durante los días de la clínica e incluso hacen unas cuantas «visitas a domicilio» a los vecinos que no pueden venir a la clínica. Escuchan, oran y proveen para sus necesidades médicas. 

Tomaron unas horas extra en su último día para ayudar a limpiar el polvo que se había acumulado en todas las áreas de gabinetes y armarios en nuestra nueva Casa de Gozo que acaba de terminar de construirse. Nos ayudaron a colgar las barras de las cortinas. Oraron en las habitaciones del hogar por los padres de hogar y los niños que vivirán en la Casa de Gozo. Eran manos y pies listos para hacer lo que fuera necesario. 

Es un cuadro hermoso cuando nos reunimos para servir a los demás. Gracias Equipo Médico de Virginia por sus corazones y fidelidad!