Este mes de amor y amistad parece haber pasado tan rápido. Celebrar a aquellos en la vida que apreciamos hace que el tiempo vuele.

Actualmente tenemos 27 «Valentines» bajo nuestro cuidado en La Casa, 12 de los cuales son niños nuevos que han necesitado una familia, un hogar y un lugar seguro para sanar y crecer. Realmente amamos a cada uno de ellos y tenemos el deseo de proveer el mejor cuidado y ambiente familiar para que cada uno pueda dejar atrás el abuso que ha experimentado y florecer en los niños que Dios creó y desea que sean… y ahí es donde necesitamos su ayuda. Tu decisión de convertirte en un «amigo» y patrocinar a un niño hace toda la diferencia del mundo para un niño.  

Como hemos promovido nuestro programa de patrocinio «Sé un amigo», hemos recibido algunas preguntas. Aquí está un intento de responder algunas de esas preguntas:

1) ¿Para qué se utilizan los 40 dólares que enviamos cada mes? Cada centavo que recibimos a través del Programa de Patrocinio «Sé un amigo» se destina a proveer cuidado para los niños, incluyendo comida, ropa y zapatos, pagos de colegios, transporte, consejería y recreación.

2) ¿Qué significa realmente «Sé un amigo»? Cuando te conviertes en un amigo, eliges unirte a otros para asegurarte de que tenemos los recursos financieros para cuidar de cada niño en su camino hacia la sanidad. Recibirás actualizaciones trimestrales y peticiones de oración para que te mantengas al día con lo que está pasando en sus vidas y puedas orar por ese niño. Te invitamos a escribirles y hacerles saber lo que está pasando en tu vida. ¡Tus cartas pueden ser un verdadero estímulo para el niño!

3) Entonces, ¿cómo empiezo? Porque necesitamos mantener un registro de la información compartida sobre un niño, contáctanos a communications@mfh-elsalvador.org para recibir un enlace a nuestro sitio de patrocinios y podrás comenzar tu viaje de acompañamiento de un niño hoy!

Apreciamos a nuestros AMIGOS que marcan la diferencia en la vida de los niños más vulnerables!