Hoy celebramos el Día del Niño en El Salvador. El Día del Niño es un día para celebrar el regalo de los niños y para que ellos celebren su infancia.

 

Proporcionar un ambiente familiar para los niños que servimos es clave para que un niño aprenda los papeles de los padres y del niño. Los niños a los que servimos provienen de entornos duros, todos sufriendo traumas que han interrumpido la infancia. Típicamente, un niño que viene a vivir en uno de nuestros entornos familiares es cronológicamente de una edad, en su desarrollo y emocionalmente mucho más joven, sin embargo, ha experimentado cosas en la vida que incluso un adulto nunca desearía experimentar. Al colocar a los niños en entornos familiares, esperamos permitir que los niños sean niños, reemplazando parte de lo que ha sido robado. A veces, los niños sólo necesitan poder jugar.

 

Como una forma de celebrar al niño, sus sueños y su cultura, nuestro personal de consejería organizó un evento en el que se les dio a los niños el tema de «Cómo me gustaría ayudar a mi país cuando sea grande». Se les pidió que dibujaran sus reflexiones. Luego, se realizó una exposición en el área de nuestro pabellón donde cada niño explicó su dibujo y su sueño.

 

Cada niño mostró con orgullo su trabajo y disfrutó compartiendo sus ideas sobre cómo querían traer el cambio a su país. Esperamos que disfruten de las fotos de este momento especial en el que los niños sueñan con un futuro mejor.